jueves, 8 de julio de 2010

Locura desatada y olé

¿Qué está pasando? si durante la noche del 7 de julio has tenido tiempo para pasear por las calles a partir de las 22:30 horas, seguro que te has dado cuenta de varias cosas: nadie te miraba de arriba a abajo, nadie tenía cara de amargura, nadie se exhasperaba en los atascos de las carreteras. Había complicidad, incluso con los extraños.
Es como si nos hubiesen dado a todos una pastilla de la risa, de la locura. Pero no, realmente la medicina está a miles de kilómetros y te cura (quién lo diría) si miras el televisor. Para que luego digan.
Conozco amigos republicanos que se han comprado banderas rojiguadas y anticentralistas en cuyas casas ondea la tela española. Lo cierto es que, con este equipo de fútbol como el de nuestra selección a la gente se le olvidan sus convicciones porque si España tiene algo en común, seamos del norte o del sur, es la fiesta y el terreno de juego, puntos que ocupan la capa base de nuestras necesidades primarias en las que ya se encontraban la siesta y la comida.
A este país le hace falta una victoria, no sé si sirve la futbolística, lo que está claro es que más ricos no nos vamos a hacer, ni más guapos. Pero si un triunfo sirve para que llevemos de forma más amable nuestros problemas, la lucha merecerá la pena.
La guinda del pastel sólo se cumpliría si los 500.000 euros que cobrarán nuestros jugadores por cabeza si ganan, se destinasen a quienes no pueden disfrutar precisamente estos días del Mundial, y, por supuesto, a nuestro IVA.
Por pedir, que no quede.





5 comentarios:

  1. ... Hola Lucía... me imagino que te refieres que a esa hora estaba jugando la Roja y todos hoy nos hemos acostado tan felices, con una sonrisa en la cara. Antiguamente la religión era el opio del pueblo, hoy en día es el fútbol, sin duda... es donde la gente comparte alegrías y encuentra un punto de entendimiento... hasta los politicos!... Bueno, aunque sólo sea una vez al mes cada 4 años... creo que merece la pena!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. La gente se siente participe de los éxitos de la selección... incluso los que no son aficionados al fútbol... está claro que este país necesita alegrías.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Sí, a ver si tenemos suerte el domingo!!

    ResponderEliminar
  5. Me he cogido unos días de vacaciones. He recorrido muchos Kms. En todas las aldeas, pueblicos, ciudades era un "corpuscristi" balconero. El paso de la ROJA, esta vez, ha sido incruento. Las tropas nacionales han alcanzado sus últimos objetivos. Todo sigue siendo por objetivos. Un encantamiento colectivo. Un flautista que se lleva las sombras. Está bien. No soy un aguafiestas. No imagine nunca un domingo como el de hoy. Eso es lo bonito. Un saludo

    ResponderEliminar